Firma del memorando de entendimiento entre Cuba y Costa Rica, San José (Imagen tomada de El Mundo CR)

En declaraciones a Diario Las Américas, el diputado costarricense Dragos Dolanescu rechazó la posibilidad de que maestros cubanos sean enviados a escuelas de su país, ya que infiere podría ser una forma de «adoctrinamiento hacia el comunismo» y se preguntó si esos maestros tendrían la tarea de «enseñar a manejar un fusil» o «alabar al Che Guevara y a Fidel Castro», reporta Diario de Cuba.

El congresista republicano contestó a la pregunta, por un «memorando de entendimiento» firmado entre Cuba y Costa Rica a fines del mes pasado.


Dicho documento fue rubricado por el embajador de Cuba en San José, Danilo Sánchez y el titular de Educación en el país centroamericano, en el acto estuvo presente el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, y su homólogo costarricense Manuel Ventura.

Para Dolanescu el régimen de La Habana «quiere hacer [en Costa Rica] lo mismo que ha hecho en Venezuela y Nicaragua».

El político también aprovechó la ocasión para agradecer a «nuestros hermanos cubanos de Miami [de la Comisión Justicia Cuba] por ayudarnos a tratar de detener el adoctrinamiento que nos quiere traer» el Gobierno de Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, y su partido Acción Ciudadana, «hicieron parte del Foro de Sao Paulo», un encuentro de movimientos de izquierda fundado en 1990 con la orientación del fallecido dictador Fidel Castro, denunció el diputado.


«No se pueden quitar las manchas que traen», añadió Dragos Dolanescu.

El diputado señaló que Costa Rica sí podría enviar maestros a la Isla, y no al revés.

«Nuestros maestros podrían enseñarles a los cubanos cómo se vive en democracia y libertad, en civismo y respeto por los demás», sostuvo el republicano.

Tras las declaraciones del diputado costarricense, el mandatario de su país, Alvarado emitió un comunicado en el que aclara que no pretenden llevar a Costa Rica docentes de la Isla comunista.

A juicio del presidente de ese país, el acuerdo rubricado «no busca causar ni ha generado ningún cambio en los contenidos curriculares de nuestros programas de estudio».

No obstante el político insistió en que le parecía muy «extraño» el convenio en materia de Educación, ya que Costa Rica invierte bastante en ese sector y tiene uno de los mejores sistemas educativos de América Latina.