police-shooting


Estados Unidos está viviendo una semana negra en su historia y relación entre la policía y la comunidad afroamericana en el país.

Un policía en Georgia fue herido de bala en un control de tráfico por un hombre afroamericano que le disparo y después salió huyendo pero fue atrapado por las autoridades.

La Policía describe al principal sospechoso como un hombre afroamericano alto y delgado que vestía camiseta gris y pantalones vaqueros azules y conducía un Ford Taurus azul.

El policía herido se encuentra recuperándose en el hospital.