Ramón Arboláez y su familia/Imagen de archivo

El Gobierno norteamericano negó el visado humanitario al opositor cubano Ramón Arboláez, quien padece un cáncer en etapa avanzada, reporta Martí Noticias.


Arboláez de 45 años se encuentra en Reynosa, Tamaulipas, con su familia; su esposa Yaneysi Santana, declaró a la emisora del exilio que fueron al consulado de EEUU en Matamoros, el lunes, los entrevistó el cónsul, y pagaron el importe por la solicitud de visado humanitario, de 320 dólares.

Sin embargo, le informaron «que (la solicitud) había sido denegada por no cumplir con los requisitos establecidos», confirmó Santana.

El opositor padece un cáncer severo, que le afecta la lengua, la garganta, y la mandíbula, él debería recibir tratamiento urgente de quimioterapia, según los médicos que lo han visto en la ciudad de Reynosa.

De acuerdo al documento entregado por el Consulado de EEUU en Matamoros, la negativa no se puede apelar.


El Gobierno estadounidense negó la visa, porque la familia no tiene cómo demostrar que una vez sea atendido en Estados Unidos, regresen a territorio mexicano.

«Nos dijeron que no tenemos propiedades en México, ni cuentas bancarias y que, por lo tanto no tenemos ataduras que nos obliguen a regresar», contó Santana.

El Consulado de EEUU en Matamoros, atendió a Arboláez, por una gestión que realizó la oficina del congresista cubanoamericano Mario Díaz-Balart.

De acuerdo a la esposa del disidente, entre los documentos que presentaron en la cita con la oficina consular, estuvo una misiva del hospital Jackson Memorial, de Miami, la misma indica que Arboláez, iba a ser atendido en ese centro de salud.

Tanto Arboláez como su esposa militaron en el Frente Antitotalitario Unido (FANTU), una reconocida organización opositora de la Isla.