El Congreso de la Florida aprobó por votación de 72 votos a 37 la ley HB 7103, que prohíbe a los gobiernos locales obligar a los desarrolladores inmobiliarios a incluir viviendas asequibles en sus proyectos.


La ley apunta a eliminar un estatuto de vivienda asequible de Florida, que permite a los condados obligar a los desarrolladores que incluyan un cierto porcentaje de vivienda asequible dentro del desarrollo de su tasa de mercado.

Según los congresistas que promovió la ley, el republicano Jason Fischer el control sobre el precio de la renta lleva al aumento de los precios y que aumente la cantidad de viviendas poco asequibles.

El proyecto de ley también prohibiría a los gobiernos locales establecer un precio máximo de alquiler o venta para las viviendas, como se hace para viviendas asequibles, y agrega una serie de restricciones a la capacidad de un municipio para ordenar que dichas unidades de vivienda controladas por precio se reserven para cualquier grupo en particular de la gente. El proyecto de ley contiene otras disposiciones que establecerían restricciones en las tarifas vinculadas a los permisos de construcción y reducirían el período de tiempo que los departamentos tienen para revisar una solicitud de permiso de 30 días a cinco.

En el 2018 los comisionados de Miami habían aprobado una ordenanza para que en el area del Downtown los proyectos incluyeran un grupo de viviendas para personas con menos ingresos para intentar resolver el problema del costo de la vivienda. Con el nuevo proyecto de ley esta ordenanza quedaría desestimada.


El costo de la vivienda es una de las cosas que más preocupa a los residentes de Miami y en especial a la comunidad de cubanos en Miami.

Encuesta sobre el precio de la renta

El proyecto de ley establece como alternativa ofrecer incentivos a los desarrolladores para que estos ofrezcan viviendas asequibles.