Politóloga y académica española con inclinaciones comunistas, Arantxa Tirado (Imagen captura de pantalla, Twitter)

Una politóloga y académica española con inclinaciones comunistas, que viajó recientemente a Cuba, salió en las redes en defensa del modelo económico de la Isla, impuesto por el castrismo hace más de seis décadas.


Arantxa Tirado quien se declara en Twitter, «orgullosa hija de la clase obrera», dijo viajó a Cuba en junio del pasado año, y mostró un vídeo captado en un agro de La Habana, donde se le ve exhibiendo mangos, plátanos y unos dulces que asegura compró en 12 pesos cubanos, unos cincuenta céntimos en España.

«Grabé este vídeo en junio de 2019, durante mi última visita a La Habana, para desmontar a los que nos venden que la gente se muere de hambre allí. He vivido en #Cuba con 30 euros al mes y me daba para desayuno, comida, cena y hasta merienda. Nada que ver con ir de turista», aseguró Tirado en la citada red social.

Según CubaNet, la intelectual «salió al paso del Doctor en Economía y profesor de la Universidad Francisco Marroquín de Madrid, Juan Ramón Rallo, quien recordó a los votantes españoles las particularidades del sistema cubano».


Rallo publicó un artículo en el diario El Confidencial, al parecer a raíz del auge del socialismo en España, y explicó que «el sueldo mensual del cubano medio se extingue en una cesta compuesta por tres kilos de pechuga de pollo, dos kilos de leche en polvo, dos docenas de huevos y un tubo de pasta de dientes. Su salario no da para más en todo un mes», aclaró.

Sin embargo, Tirado dijo en Twitter que el profesor universitario no tiene ni idea de cómo funciona la economía en la Isla.

«Seguramente nunca ha vivido allí, ni ha ido al agro ni ha visto el precio de los huevos y la leche en polvo que entran por la libreta, o el precio de los servicios, proporcional a salarios. ¿Cuánta gente no puede comprar carne aquí?», cuestionó la académica, que también defiende el narcorégimen de Nicolás Maduro.

La española también siguió el mismo hilo que siguen todos los izquierdistas que buscan defender a ultranza el fallido y corrupto sistema «socialista» cubano, y puso como ejemplo el caso de un indígena mexicano que no puede pagar por atención a la salud, mientras en el paraíso comunista erigido por Fidel Castro en la Isla, la medicina es gratuita.

«Yo lo invito a que calcule cuánto puede comprar y comer un indígena mexicano con el salario mínimo d su país y, si se pone enfermo sin sanidad pública (no como en Cuba) cuánto ha de pagar por la atención médica o si puede pagar los 20 dólares que cuesta un antibiótico (en Cuba gratis)», escribió.

Además aseguró que «hay muchos cubanos con un alto poder adquisitivo por tener familiares en el exterior o por su trabajo allá», ignorando tal vez a conciencia que muchos de los que envían remesas a sus familiares en Cuba actualmente, salieron huyendo de la Isla en balsas, o arriesgando su vida cruzando fronteras por toda Centroamérica, mientras a otro gran grupo no se le permite entrar en su propio país, por haber abandonado una misión médica en el exterior, después de haber trabajado en condiciones de semiesclavitud, mientras el régimen hace ver que el sistema de salud es «gratuito», y oculta el ineficiente acceso a la atención médica sale de las costillas del pueblo.