Trump y Putin. Foto: kremlin.ru

El presidente del Senado Richard Burr dio a conocer el martes que no han descubierto evidencia directa de conspiración entre la campaña presidencial de Donald Trump y Rusia, reporta NBC News y otros medios de prensa estadounidenses.


Luego de dos años y 200 entrevistas, el Comité de Inteligencia del Senado se aproxima al final de su investigación sobre las elecciones de 2016, al no haber evidencia directa de una conspiración entre la campaña de Trump y Rusia, según los demócratas y los republicanos en el comité.

Sin embargo Mark Warner, el demócrata de mayor rango en el comité no estuvo de acuerdo con esa evaluación.

No obstante el senador de Virginia se negó a ofrecer su propia opinión sobre la situación actual, de acuerdo a New York Post.

«No voy a llegar a ninguna conclusión a la que llegué porque mi base de esto ha sido que no voy a llegar a ninguna conclusión hasta que terminemos la investigación», explicó.


«Sabemos que estamos llegando al fondo del barril porque no hay preguntas nuevas a las que estamos buscando respuestas», comentó Burr a la prensa.

Otras investigaciones están en curso, incluida la investigación del abogado y funcionario público Robert Mueller, que ha procesado u obtenido declaraciones de culpabilidad de ex asesores de la campaña de Trump y funcionarios de la administración.

El Comité de Inteligencia del Senado ha estado realizando la única investigación bipartidista en el Congreso.

Según NBC, Trump y sus asociados tuvieron más de 100 contactos con los rusos antes de la toma de posesión presidencial de enero de 2017.