A tan solo dos años de haberse fundado el Colegio La Salle en Miami, entre 1960 y 1962 la institución acogió a un elevado número de niños cubanos que abandonaron la Mayor de las Antillas, durante la Operación Pedro Pan, este año el centro educativo está cumpliendo seis décadas de haberse inaugurado, informa Diario Las Américas.

Monseñor Wenski, arzobispo de Miami, a propósito de la fecha ofició ayer sábado un servicio religioso para destacar el impacto que el colegio ha tenido en el desarrollo de la ciudad floridana, cuyos más destacados profesionales estudiaron allí.

Fundado en 1958, el Colegio La Salle es mixto, católico y arquidiocesano, desde un principio ha tratado de incentivar una educación religiosa a sus estudiantes entre los grados 9 y 12.

Para el prelado, “este colegio ayudó a adaptarse y a realizarse a muchos de esos jóvenes que llegaron de Cuba, y hoy cumple un papel similar con todos los venezolanos que están llegando a Miami, por la situación de su país”.


El centro académico es operado por la Arquidiócesis de Miami y administrado por las hermanas salesianas Hijas de María.

Luego de que Fidel Castro se hizo con el poder en Cuba en enero de 1959, tuvo su origen la Operación Pedro Pan, cuando centenares de padres cubanos prefirieron enviar a sus hijos lejos de ellos, a EEUU, antes de que tuvieran una formación comunista. Este se considera “el mayor éxodo de niños en Occidente”.

En la celebración del sábado hubo comida y diversión para todos los presentes, también juegos y música para niños y adultos.