La caravana de migrantes de Centroamérica que se dirige hacia EEUU, llegó a la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en la Ciudad de México, para exigir que le proporcionen unos 150 autobuses para llegar de forma segura a la frontera, informa Telemundo 51.

Según el periodista hondureño Milton Benítez, el medio de transporte seguro puede evitar muertes, recordando las tragedias ocurridas en San Fernando, en el estado de Tamaulipas, cuando en 2011, 72 migrantes fueron asesinados presuntamente a manos del grupo criminal Los Zetas.

Una delegación del grupo de alrededor de 5.000 migrantes, tuvo una reunión a puertas cerradas, con integrantes de ACNUR y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

A lo largo de su recorrido, en ocasiones puntuales México les ha ofrecidos vehículos pero sólo para mujeres y niños, señaló una migrante de la caravana.


«Los hombres también son seres humanos y tienen el mismo derecho», demandó una hondureña.

Algunos se han regresado a Honduras, puesto que según otro miembro de la caravana, Jorge Alberto Alemán, los migrantes tienen temor a ser secuestrados.

4.814 personas se encuentran en las instalaciones de un centro deportivo, según la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, aunque se reportó la presencia de más de 5.000 migrantes, de acuerdo a la organización Pueblo Sin Fronteras.

310 de ellos tienen entre cero y cinco años de edad, según los censos, hay 1.726 menores, y 24 mujeres embarazadas.

El 85% de los migrantes son hondureños, el resto proceden de El Salvador, Guatemala y otras nacionalidades, indicó la Comisión.

(Con información de Telemundo 51)