Un bombero del condado de Broward que estaba ayudando con los esfuerzos de recuperación del huracán Irma en los Cayos de la Florida tropezó con un ciervo mientras examinaba una casa «increíblemente dañada».


«No sé quién estaba más asustado, yo o el venado», dijo el teniente Nicholas Johnson, del Departamento de Bomberos de Broward.

Johnson dijo que el venado parecía sediento, así que tomó algunas botellas de agua para dar de beber al animal en peligro de extinción. Dijo que el ciervo bebió las cuatro botellas antes de huir.

«Es bueno ayudar a la vida silvestre, así como a los ciudadanos del condado de Monroe», dijo Johnson.


(Con información de Local 10 News)