Heidi Hughes, de Colorado Springs, Colorado necesitaba un riñón por segunda ocasión para sobrevivir, la mujer de 33 años se había sometido a su primer trasplante hace 16 años, cuando su padre Garry Hughes, le donó uno, reporta El Nuevo Herald citando al diario Daytona Beach News-Journal.

David Blair un bombero de Florida vio la publicación de Garry Hughes, quien buscaba ayuda para su hija, en las redes sociales, y su fe lo motivó a donarle el riñón, aunque no la conociera.

Blair de 41 años, respondió un cuestionario en el sitio web de trasplantes de órganos del Hospital Universitario Duke en Durham, en Carolina del Norte, y luego se sometió a una serie de pruebas de seguimiento.

El 15 de noviembre los médicos de ese hospital extirparon el riñón al valiente bombero de Florida, la intervención quirúrgica salió bien, y Blair se recupera en su casa.

La mujer que recibió el riñón, y una segunda oportunidad de vida gracias a Blair, está muy agradecida con él.