El pasado viernes un bebé de 8 meses fue secuestrado en San Antonio, Texas. Según KSAT el niño estaba en el auto de su padre estacionado en una gasolinera cuando una mujer, grabada en cámara, se lo llevó.


KSAT compartió varios videos que la policía lanzó el sábado con fotos de la sospechosa.

El jefe de la policía de San Antonio, William McManus, dijo que la familia del bebé King Jay Davila no está cooperando con la policía en su investigación sobre su paradero. De hecho, McManus dijo el viernes que la policía cree que el padre de King, Christopher Davila, de 34 años, está detrás de su secuestro.

«Los (miembros de la familia) que creemos que tienen información que podría ayudar no están cooperando», dijo McManus. Agregó que la madre del bebé está angustiada y «quiere que esto se cierre ayer».

McManus dijo que Dávila, quien desde entonces ha sido acusado de peligro de menores, condujo a una tienda en la cuadra 300 de Enrique Barrera Parkway el viernes por la noche, dejó el auto en marcha y la puerta del conductor sin llave y entró en la tienda para hacer una compra. Poco después, se ve a una mujer en el video de vigilancia entrando al auto y saliendo.


La policía dijo que todavía están tratando de identificar a la mujer, quien más tarde abandonó el automóvil en un estacionamiento cerca del Parque Rodríguez sin el bebé King o su asiento de auto adentro, dijo la policía.

Las autoridades dijeron que recorrieron el área donde se encontró el vehículo y obtuvieron un video de vigilancia de una mujer que coincide con la descripción de la mujer vista en el video de vigilancia de una gasolinera cargando un asiento de seguridad. Sin embargo, no se puede ver si el bebé está en el asiento.

La mujer fue descrita como hispana, blanca, delgada, con un abrigo con capucha color claro y pantalones carmelitas.