Un corresponsal de CNN, Patrick Oppmann tomó unas imágenes del barco espía ruso Viktor Leonov, que entró en la bahía de La Habana este viernes. Esa embarcación ha estado monitoreada por el Pentágono por su cercanía a Estados Unidos en varias ocasiones.

Las fotos del corresponsal muestran al barco espía muy próximo a un crucero estadounidense que se encontraba en la bahía en horas de la mañana.


De acuerdo a CNN, el buque ruso había sido visto saliendo de Trinidad y Tobago con destino desconocido a mediados de enero. Este monitoreo constante es realizado por oficiales del Pentágono, que dijeron al Washington Free Beacon, que la embarcación fue vista días después a 100 millas de la costa de Virginia, EEUU.

Rusia despliega este barco espía de alta tecnología y armado con misiles para llevar a cabo labores de espionaje en el Caribe, y cerca de las costas de Estados Unidos.

El buque ha sido visto cerca de lugares donde operan estaciones navales estadounidenses, por ello su ruta por el Caribe y la costa de EEUU ha estado bajo monitoreo de la armada estadounidense y el Pentágono.

En febrero de 2017, el barco fue visto a solo 30 millas de la cota de Connecticut; en otras ocasiones ha estado próximo a Cabo Cañaveral, Florida, por Kings Bay, en Georgia, donde hay una base de submarinos.


No es la primera vez que el navío espía ha atracado en la Isla para cargar suministros, en enero de 2015 llegó sin aviso el día anterior a la visita de una delegación estadounidense encabezada por la subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson, en ese entonces, que viajó a Cuba para comenzar a negociar la reapertura de la embajada de EEUU en La Habana.

(Con información de El Nuevo Herald)