Bahamas le niega asilo político a dos migrantes cubanos que alegaron temen regresar a la Isla, tras participar en las protestas del 11J

Autoridades migratorias de Bahamas han informado que los migrantes de nacionalidad cubana Maikel Rodríguez Jiménez y Nathalie Palacios Morffis no califican para obtener asilo político en ese país, informa The Tribune.


Ambos isleños serán deportados a Cuba, una vez se desestime su caso judicial.

Jiménez y Morffis, quienes dicen haber participado en las protestas del pasado 11 de julio en Cuba, están detenidos en Bahamas desde el 7 de septiembre, los cubanos que temen regresar a la Isla, por las represalias que podrían enfrentar si vuelven a estar en manos del régimen, dicen han sido discriminados por su nacionalidad en la nación extranjera.

Ambos alegan además, que las condiciones en el Centro de Detención de Carmichael Road son pésimas.

Los migrantes recibieron el veredicto el pasado 2 de diciembre, cuando un funcionario de la Unidad de Administración de Refugiados del Departamento de Inmigración se reunió con ellos para informarles que no se les otorgará el refugio.

Sobre el caso, la prensa local ha dicho que «como resultado de su participación en las manifestaciones en o alrededor de la ciudad de Camagüey, el Sr. Jiménez fue acosado por la policía cubana y obligado a esconderse junto con la Sra. Morffis hasta el 24 de agosto del 2021, para evitar ser detenido y encarcelado por sus opiniones y actividades políticas. Su familia fue acosada y amenazada con prisión por no denunciar a su paradero».


Mientras tanto el juez de la Corte Suprema autorizó a los abogados de los cubanos a emitir un hábeas corpus contra el Fiscal General, Ryan Pinder; el ministro de Inmigración, Keith Bell; el director de Inmigración, Clarence Russell; el Comodoro de la Real Fuerza de Defensa de Bahamas, Raymond King; y Fausteen Major-Smith, oficial a cargo del Centro de Detención de Carmichael Road.