Yoiselandi Alfonzo y Ángel Luis Llorente, dos cubanos que se encuentran presos en Bahamas desde el 2015, abandonaron la huelga de hambre que habían iniciado el sábado como vía para exigir una solución a su caso, reporta Martí Noticias.

Llorente dijo a varios medios de prensa que un funionario les prometió que en dos semanas serían trasladados a otro país en el que tenían asilo aprobado.

“Suspendimos la huelga temporalmente porque vamos a confiar una vez más en el gobierno de Bahamas, pero si no cumplen, la reiniciamos hasta la muerte”, aseguró.

Los dos jóvenes se encontraban en el servicio militar en la unidad de Tropas Guardafronteras del MININT en Ciego de Ávila cuando escaparon en una lancha en junio de 2015.