Leonardo Riverí, Babalaw miembro de UNPACU (Unión Patriótica de Cuba), plantea que los babalaws no se atreven a decir lo que realmente interpretan por miedo a la represión.

Dice Ifa que hay dos líneas que van paralelas y no se juntaran nunca, que el gobierno va por un lado y el pueblo por otro.

Dice que dios puso a Raúl Castro a gobernar a Cuba, pero debe oír al pueblo para que le dé un salario digno al pueblo, que no deben de ser tratado como animales.