Autoridades impusieron más de 1.170 multas en La Habana, en menos de 24 horas/Imagen tomada de redes sociales

De miércoles a jueves de la semana pasada se impusieron en La Habana, 1.170 multas, por parte de la Inspección Sanitaria Estatal, los sancionados según la prensa oficialista, violaron medidas higiénicas, sanitarias y de bioseguridad.

El municipio donde se registraron más violaciones fue el de Arroyo Naranjo, «con altas cifras de contagios actualmente y donde los supervisores aplicaron sanciones a un número considerable de centros labores e instituciones».


El Vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP), Reinaldo García Zapata, hizo un llamado a hacer análisis críticos de la situación actual, ante el incremento de los contagios con la COVID-19 en la capital, indicó el periódico estatal Tribuna de La Habana.

El funcionario pidió intensificar estudios y cierres por cuadrantes para cortar la transmisión en los municipios con mayor complejidad.

García Zapata dijo que aunque los expertos han pronosticado un incremento de los contagios, se deben aplicar acciones integrales en Boyeros, Centro Habana, y Diez de Octubre, como las logradas en Arroyo Naranjo, un municipio con altos niveles de infección.

En otro orden García Zapata dio a conocer algunas de las medidas, como limitar la posibilidad de comprar en el céntrico Mercado de Cuatro Caminos, solo podrán adquirir productos allí las personas que residan en el Cerro y en La Habana Vieja.


Asimismo eliminar oferta de renglones como cerveza y refrescos, regular la cantidad de surtidos que puede adquirir cada persona para combatir a los acaparadores, abrir otra cuenta o caja con el fin de agilizar las ventas, elevar el control de las colas al escanear los carné de identidad y lograr mayor disciplina en el cumplimiento de horarios de apertura.