Autoridades en Sancti Spíritus prohibieron la venta de cervezas Mayabe y Cacique en los negocios particulares (Imágenes tomadas de redes sociales)

Autoridades en Sancti Spíritus dieron a conocer que las paladares y cafeterías particulares en la provincia tienen prohibido la comercialización de las cervezas Mayabe y Cacique, de cara a las festividades de fin de año, las mismas sólo se podrán vender en comercios estatales con el objetivo de «evitar su desvío y con ello elevar los niveles de satisfacción del pueblo», explicó Rubén Lóriga Rodríguez, Director de la Empresa Municipal de Comercio y Gastronomía de Cabaiguán, reporta el medio local CMGI.


La prensa oficialista indica que la Empresa de Comercio y Gastronomía de Cabaiguán, con el apoyo del gobierno local y diversas instituciones, se alista para garantizar la venta de alimentos y productos a la población en los próximos días, «por el fin de año y el aniversario 61 del triunfo de la Revolución».

Según el funcionario la empresa busca asegurar la distribución de la canasta familiar normada para su venta a la población a partir del 27 de diciembre, con una estrategia dirigida a que los productos liberados como el arroz, el chícharo, y el frijol esté presentes en la red minorista.

Por su parte Carlos Puente Molina, Vicepresidente para el órgano de gobierno en Cabaiguán dijo que las unidades comerciales, gastronómicas, de servicio y de la alimentaria (todas estatales) estarán ubicadas en las plazas, parques, establecimientos y otros espacios para la venta de alimentos, bebidas y útiles del hogar.

«Además de trabajadores por cuenta propia, brindándole al pueblo un servicio de calidad, a la altura del aniversario 61 de la Revolución, y para lo cual también se engalanarán todos los centros cabaiguanenses», aseguró.


La medida vuelve a pisotear al maniatado e incipiente sector privado cubano, a quienes ya en el verano le impusieron los precios topados, impidiéndoles la ganancia en productos como la cerveza o refrescos enlatados de producción nacional, sin importarle mucho o poco que los cuentapropistas en la Isla no cuenten con un mercado mayorista para comprar sus insumos a precios más asequibles.