Hepatitis A. Foto: Pixabay

Autoridades de la Florida están preocupadas por el alarmante incremento de casos de hepatitis A en el Estado del Sol, el número de enfermos ya asciende a más de 1.000 en lo que va de 2019, cuando se han detectado más personas afectadas que el total de contagios en los últimos cinco años, reporta MiamiDiario citando reporte de El Nuevo Herald.


El Departamento de Salud Pública de Florida y el Centro para el Control de Enfermedades, se ha unido con la vicegobernadora Jeanette Núñez para llevar a cabo acciones conjuntas y hallar estrategias con el fin de evitar la rápida propagación del contagioso virus.

Hasta el momento, una de los planes de acción es colocar más vacunas en las áreas más marginadas de las diferentes comunidades.

Funcionarios de servicios de salud de Florida confirmaron en abril pasado 690 casos de hepatitis A, desde inicios de año.

Según el diario miamense, las autoridades estaban alarmadas porque descubrieron más del doble de casos registrados durante el mismo período, en los años 2016 y 2017.


La región central del estado era la más afectado por Hepatitis A, de acuerdo al Departamento de Salud de la Florida.

Otro hallazgo de los funcionarios fue que desde enero del pasado año, el 97% de las personas que adquirieron el virus de la hepatitis A nunca habían tomado la precaución de vacunarse.

La hepatitis A puede adquirirse por entrar en contacto directo con una persona infectada por el virus, o también por ingerir alimentos o bebidas contaminadas.

Los síntomas de la enfermedad son pérdida del apetito, náuseas, cansancio, además de piel y ojos amarillentos.