El senador estadounidense de origen cubano Marco Rubio fue uno de los que celebró la nueva medida que restringe los viajes no familiares a la Isla comunista, para Rubio la sanción impuesta por la Administración de Donald Trump al régimen de La Habana, deviene de las palabras pronunciadas por el Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca hace un par de meses en el sur de la Florida.


«El anuncio de hoy es el cumplimiento del discurso del Embajador John Bolton en Miami en abril, y una respuesta directa al papel que el régimen cubano juega en apoyo a Maduro y su pandilla de delincuentes», tuiteó el político cubanoamericano.

No obstante la congresista demócrata Donna Shalala no estuvo del todo de acuerdo con la medida de Trump, ya que considera estas sanciones contraproducentes.

«Debemos responsabilizar al régimen cubano por su apoyo al ilegítimo de Maduro. Sin embargo, las últimas políticas de la Administración harán más daño que beneficio a los cubanoamericanos y sus familiares en la Isla», escribió Shalala.


Por su parte el ex gobernador de Florida, ahora senador republicano Rick Scott aplaudió la decisión de Trump al dar el importante paso.

«Cuba sigue siendo la fuerza más poderosa que sostiene a Nicolás Maduro mientras mata de hambre a su propia gente. Estados Unidos debe tomar todas las medidas posibles para cortar todos los lazos con Cuba. Aplaudo al Presidente Trump por dar este importante paso […] Limitar el flujo de dinero a Cuba es fundamental para liberar a Venezuela y proteger la seguridad nacional de Estados Unidos», tuiteó.

«Mientras el régimen en Cuba está socavando la democracia en Venezuela, oponiéndose a los intereses de los Estados Unidos en nuestro hemisferio y oprimiendo al pueblo cubano, ¡es crucial que hagamos todo lo posible para negar los dólares estadounidenses a esa brutal dictadura!», sostuvo en sus redes sociales el congresista cubanoamericano Mario Díaz-Balart.

Rubio también retuiteó y comentó un tuit de José Ramón Cabañas, embajador cubano en Washington.

Cabañas compartió la opinión de algunos estadounidenses que tras visitar la Isla, catalogaban de «extremadamente cordiales» a los cubanos que viven en el país comunista.

«Ese es el tipo de mensaje que los enemigos de los viajes a Cuba quisieran eliminar de los periódicos y de las redes sociales», escribió el vocero de La Habana, comentario que el senador estadounidense no dudó en ripostar.

«Esto lo dice el embajador en Estados Unidos de un régimen, el de Cuba, que controla todos los periódicos y bloquea las redes sociales», fueron las palabras de Rubio para con Cabañas.