Aseguran que el INM de Chiapas dirige una cacería contra migrantes cubanos (Imagen tomada de Martí Noticias)

En el interior de la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, en el estado de Chiapas hay migrantes hacinados, sin agua de beber ni alimentos necesarios, reveló el migrante cubano Laisel Gómez Cabrera al Diario del Sur.


Hace nueves días agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) de Chiapas, detuvieron a Leydi Sosa Almeyda, esposa de Gómez Cabrera, sobre la situación de su pareja en la instalación migratoria, el cubano contó: «no tiene comida, agua, los baños están sucios, no entiendo. Además se tiene documentos de amparo, no tiene que estar en esta prisión».

Aunque Sosa Almeyda cuenta con un amparo para la no detención, y no deportación, el hecho de que las autoridades migratorias mexicanas la hayan apresado injustamente, confirma lo que piensa su esposo que «hay una cacería humana contra migrantes cubanos«.

«Se que esta prisión Migratoria tiene capacidad para 1.200 personas, pero siguen metiendo más personas. Mi esposa esta ahí adentro, durmiendo en un pasillo, en el suelo y a los lados tiene a dos personas más», añadió.

El isleño aseguró que la Comisión Nacional de Derecho Humanos (CNDH), no ha atendido sus peticiones para evitar el hacinamiento en Siglo XXI, sobre este organismo el cubano opina «sino van hacer nada, cambien el nombre, o muevan el personal que tiene ahí, porque no hacen nada».


Laisel Gómez considera que la detención a su esposa fue arbitraria, piensa contactar con organismos defensores de derechos humanos para hacer la denuncia.