Artistas e intelectuales cubanos anuncian su ruptura con la UNEAC y con la AHS, por su complicidad con el régimen/Imagen tomada de redes sociales

Molestos por la represión, el atropello y la complicidad de los estatales organismos culturales, los artistas cubanos se deciden a romper con estas organizaciones.

Han sido varios los artistas e intelectuales que han anunciado en las redes se desmarcan de estas instituciones, que solo representan los intereses del oficialismo, entre ellos el dramaturgo y actor Yunior García Aguilera, el cineasta Carlos Lechuga, el periodista Antonio Enrique González Rojas, entre otros.


‘Renuncio públicamente a mi condición como miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). No puedo seguir perteneciendo a una organización que le da la espalda a una parte considerable del pueblo y opta por mostrar obediencia a un poder abusivo», escribió García Aguilera, miembro del 27N, que sufrió un violento arresto el domingo 11 de julio afuera del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).

Por su parte, Carlos Lechuga, quien también dio a conocer se saldría de la UNEAC, dijo no podría ser parte «de una vida social donde un ministro de Cultura es un golpeador, el presidente del país es un asesino y las instituciones apoyan esto».

«Renuncio a la UNEAC, no sé si soy de la AHS (Asociación Hermanos Saíz), pero renuncio igual, así como al Registro del Creador y todo lo que apoye que a un padre cubano entren a balearlo en su hogar delante de sus hijas», indicó.

«Como Yunior García Aguilera, renuncio públicamente a la Unión de Escritores Artistas de Cuba (UNEAC), a la que pertenezco, no milito, hace diez años», confesó González Rojas.


«Entré en sus filas con orgullo, recién cumplidos los 30. Ahora me retiro avergonzado de su directiva cobarde y cómplice, de otros de sus miembros que llaman a la violencia y la brutalidad, que derruyen cualquier ideal por noble que sea», puntualizó.

«Adiós UNEAC, espero que te sustituya otra organización verdaderamente comprometida con el arte y los artistas sin importar sus ideologías o sus fidelidades. En esa pediré carnet de nuevo», añadió.

«Renuncio públicamente a mi membresía en la Asociación Hermanos Saíz. Eso, considerando todo lo que está pasando, es poquita cosa, pero no quiero seguir siendo cómplice ni por equivocación. Hace rato no voy a nada, pero ahora ni me cuenten para sus declaraciones vergonzosas. Me cogió tarde para esto. Bye», detalló por su parte, el artista José Luis Aparicio Ferrera.