Arrestado por la policía política un niño cubano junto a su padre, durante las manifestaciones del 11J/Captura de pantalla/Diario de Cuba

Arrestado en Cuba un niño junto a su padre, durante las protestas que estallaron en más de cuarenta ciudades en todo el país, el pasado domingo 11 de julio (11J), recoge un reportaje de Diario de Cuba, donde se ve al menor y a su madre exigiendo una respuesta de la policía política.

El niño estaba acompañado de la primera oficial de menores, según la misma mujer que se identificó y que trabaja para la policía castrista.


«¿Quién te dio a ese niño?¿El niño hizo algún delito o algo? ¿Qué hizo?», cuestionó la madre del pequeño, que probablemente no llegue a tener ni siquiera diez años de edad.

Según la mamá, el niño había salido de su casa con el padre, camino a hacerse un PCR, porque no se sentía bien, tenía diarrea, dolor de cabeza y había vomitado.

«Yo lo mandé con su papá, ¿por qué usted me lo trae ahora?», cuestionó nuevamente su progenitora.

Cuando el menor habló en el vídeo no se entendió lo que dijo, porque se apreciaba muy nervioso y estaba llorando.


«Eso es lo que ustedes saben hacer, hacerle eso al niño, porque el padre no estaba cometiendo ningún delito. ¿Ustedes saben que el niño se está tratando con un psicólogo y con un psiquiatra, porque desde que él tenía un año me están tumbando la puerta y dándome golpe? ¿Lo saben no, lo saben?», preguntó reiterativamente la mujer.

«Eso no está establecido en ninguna ley, porque para coger al padre tenían que cogerlo solo, no con un menor de edad que está enfermo, que todo el mundo sabe que él está enfermo, que lo atiende un psicólogo y un psiquiatra…», precisó la cubana.

De acuerdo al propio medio que recogió el reporte, al menos diez menores de edad se encuentran encarcelados en la Isla, tras las jornadas de manifestaciones.

Muchos cubanos se han preguntado dónde está el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que tiene presencia física en Cuba.

Supuestamente la UNICEF debe velar porque se respeten los derechos de los menores, y debe cumplir con el rol de proveer ayuda humanitaria a niños y madres en países en desarrollo.

Una vez más la ONU está siendo cómplice de las violaciones del régimen cubano, por no romper el silencio y denunciar sus atropellos, en este caso contra niños y jóvenes.