Un triunfo para la izquierda radical y retrógrada de América Latina, de nada valieron las advertencias; los mexicanos decidieron el futuro de su país en las urnas, este domingo 1 de julio, y eligieron como gobernante al líder populista Andrés Manuel López Obrador; con sólo una fracción del voto contado, los tres rivales de AMLO en la candidatura a la presidencia han admitido la derrota.

Según CNN, poco después de que las urnas cerraran el domingo, José Antonio Meade, ex ministro de Finanzas y candidato del PRI (Partido Revolucionario Institucional) de centroderecha, que dominó la política en el país azteca durante décadas, fue el primero en admitir haber perdido, y pronosticó que el candidato de izquierda de línea dura ganaría “la mayoría de los votos”.

“El tendrá la responsabilidad de dirigir el poder ejecutivo, y por el bien de México, le deseo lo mejor”, alegó Meade en su alocución, recoge CNN.


México un país que ha estado en la mira de Rusia y sus aliados políticos durante años, ahora tendrá un gobernante, que ha admitido admirar al dictador cubano Fidel Castro, que el partido que fundó MORENA (Movimiento Regeneración Nacional), y que lo ha llevado a la presidencia del país, forma parte del Foro de Sao Paulo, fundado por Castro y el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva para garantizar la continuidad de la izquierda en América Latina e insertarla dentro de los procesos democráticos.

El hecho de que México tenga un gobernante autoritario, apegado al marxismo, y al estalinismo de la vieja escuela puede tener un gran impacto para Latinoamérica.

Por su parte EEUU tendrá que estar alerta con el país vecino, y poner atención al tema de su seguridad nacional.

El asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, John Bolton, había mencionado que si Andrés Manuel López Obrador ganaba la presidencia de Mexico, “podrían generarse resultados sorprendentes”.

“Creo que a alguna gente le puede sorprender (una posible victoria de López Obrador), y creo que Trump seguirá el mismo proceso que ha usado con otros líderes extranjeros, que quieren reunirse con él, sentarse y hablar de distintas cosas”, mencionó Bolton.

(Con información de CNN y El Universal)