Las autoridades en México han respondido al pedido de ayuda internacional del régimen de Cuba ante las dificultades para controlar el incendio provocado la explosión de un tanque de combustible en Matanzas.

“Fuentes de alto nivel del gobierno federal aseguraron que fue el propio presidente Andrés Manuel López Obrador quien dio la instrucción” dijo la prensa local mexicana.


Estados Unidos también ofreció ayuda y otros varios países del área se preparan para ayudar a sofocar las llamas.

Hasta el momento de esta noticia se reportaban oficialmente al menos un muerto, 17 desaparecidos y 77 heridos.

Vecinos de varias zonas cercanas al incendio han comenzado a autoevacuarse por tempo a que el incendio se siga expandiendo.