Ana de Armas reconoció lo difícil que le fue insertarse en Hollywood por el inglés (Imagen de archivo)

Aunque la carrera de Ana de Armas promete ahora mismo en Hollywood, la actriz de 31 años reveló recientemente que al inicio no le fue fácil insertarse en la actuación en Estados Unidos, por las dificultades del idioma, pese a que ella venía con una carrera consolidada en Cuba y en España, recoge el portal La Botana.


La cubana reconoció que fue un «desastre» al principio por los problemas con el inglés.

Al mudarse a Los Ángeles para hacer carrera en Hollywood, Ana fue muy positiva, ya que prácticamente no hablaba inglés, confesó en entrevista con AOL HQ en 2016.

Sin embargo se lo propuso y pudo mejorar sus habilidades lingüísticas para hacer carrera en la meca del cine mundial, y si la vemos hablando hoy incluso en una entrevista su nivel de inglés es sorprendente.

«Tenía que hacerlo. Vi a actores como Penélope Cruz y podía decir lo difícil que era actuar en inglés, porque es una parte diferente de tu cerebro», comentó la actriz a OK! 


«Al principio fue un desastre. Nadie me entendió y no pude entender el contexto de lo que estaba leyendo», explicó en referencia al inicio de su carrera en EEUU.

Ver esta publicación en Instagram

Hola Gran Canaria , we are rolling! 🌸 #waspnetwork 🎬

Una publicación compartida por Ana De Armas (@ana_d_armas) el

«Recuerdo frases como ‘I beg your pardon’. ¡No tenía ni idea de lo que estaba diciendo! Pero sabía emocionalmente de qué se trataba la escena», rememoró.

La talentosa actriz cubana confesó además al mudarse a EEUU experimentó un gran rechazo profesional.

«Fue un buen ejercicio para mi ego. Fue difícil al principio, ya que puedes sentirte muy sola», contó.

«Todo en Los Ángeles sucede en una casa, así que si no conoces a nadie que te invite, es difícil llegar a algún lado», añadió.

Ver esta publicación en Instagram

💣💛 #repost from @danibrubaker_

Una publicación compartida por Ana De Armas (@ana_d_armas) el

La isleña detalló que «fue un período de frustración cuando en cada audición» le decían que su inglés «no era lo suficientemente bueno».

«Algunas personas incluso dijeron: ‘Nunca podrías competir con eso’, señalando a una actriz estadounidense rubia. Entonces me di cuenta de que lo mejor que tengo es que nadie soy yo. ¿Por qué querrías ser otra persona? No puedes», concluyó.

Ver esta publicación en Instagram

🐻

Una publicación compartida por Ana De Armas (@ana_d_armas) el