Las tormentas desataron tornados devastadores el viernes por la noche y la madrugada del sábado en partes del centro y sur de Estados Unidos, incluido Kentucky, donde el gobernador dice que el número de muertos puede superar los 70.

Entre los daños más importantes: tornados o fuertes vientos colapsaron una fábrica de velas ocupada en Kentucky, un almacén de Amazon en el oeste de Illinois y un hogar de ancianos en Arkansas, matando a personas en cada comunidad y dejando a los socorristas luchando por rescatar a otros.

Se han reportado más de 30 tornados en al menos seis estados, que también incluyen Missouri, Tennessee y Mississippi.

Las autoridades aun se encuentran revisando los daños.