Luego de devastar Puerto Rico y arrasar las Islas Vírgenes y las Antillas, donde el huracán María causó decenas de muertos, la peligrosa tormenta derribó este jueves árboles, líneas y postes de electricidad en República Dominicana.

Según datos ofrecidos por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE): Veintiséis comunidades se encuentran incomunicadas y 40 acueductos se encuentran afectados, de los cuales 39 están totalmente fuera de servicio, lo que perjudica a 592,943 usuarios.

Sumando a los destrozos ocasionados, que miles de viviendas fueron despedazadas o arrasadas por las inundaciones de ríos, arroyos y cañadas, la mayoría estaban ubicados en los municipios Santiago, Tamboril, Moca (Espaillat), Valverde, Mao, Tenares y Santiago Rodríguez.

Se reportan también dos fallecidos y una desaparición.


(Con informes de Diario Libre)