La policía de Miami Beach cree tener una pista sólida sobre un asesinato que se cometió hace décadas, informa el Nuevo Herald.

Dale Ewers, sospechoso de haber matado a una mujer y agredir sexualmente a otra en un edificio de apartamentos de Pine Tree Drive en 1990, fue llevado a la cárcel de Miami en la mañana del jueves tras haber sido extraditado de Jamaica.

Ewers, de 53 años, enfrenta cargos de homicidio, agresión sexual, robo a mano armada y secuestro.

Según las autoridades, Ewers mató a tiros a Mercedes Pérez, de 34 años, en el apartamento de la víctima en South Beach y luego violó a una amiga de la mujer.


El caso permaneció años sin ser resuelto hasta que la policía dijo que evidencias de ADN halladas en el lugar del crimen se analizaron en el 2012, vinculando a Ewers al asesinato de Pérez. En ese momento, Ewers vivía en Jamaica tras haber sido deportado a la isla por una detención en el 2008 tras acusaciones en Massachusetts.

El largo proceso de extradición concluyó finalmente en el arresto.