Edgar Ramírez, Penélope Cruz y Olivier Assayas (Imagen tomada de 57th New York Film Festival)

Se estrenó el sábado en el Festival de Cine de Nueva York, la controversial película Red Avispa (Wasp Network) del director francés Olivier Assayas, al tiempo que cubanos en el exterior de las instalaciones protestaban indignados, informa Telemundo 51.


Assayas quien tuvo que negociar con el régimen para conseguir la autorización para el rodaje en la Isla, dijo estar «agradecido» con Cuba, porque inicialmente le dieron una negativa.

«Siempre sentimos que nos estaban observando y eran muy cuidadosos con lo que estábamos haciendo. De vez en cuando trataban de controlarnos», admitió.

Liu Santiesteban una opositora cubana logró entrar al recinto, mientras la prensa hablaba con Assayas.

Santiesteban le entregó fotos de los pilotos de «Hermanos al rescate», asesinados por la dictadura cubana.


«Me sacaron casi a rastras del lugar, lo bueno es que toda la prensa se tuvo que virar y hacer caso de lo que yo estaba diciendo para que sepan que es una mentira esta película», explicó la activista cubana.

«Estos son los cuatro pilotos que murieron por culpa de los cubanos, tiene derecho de estar enfadada, pero yo no tengo nada que ver con eso», comentó Assayas.

René González, uno de los espías de la red avispa, es el centro de la película, el actor Edgar Ramírez, quien interpretó el personaje, asegura que «fue duro» para él como «venezolano estar ahí en este momento de la historia de mi país»

«No me sentí perseguido, pero obviamente Cuba es un estado totalitario que espía a sus ciudadanos, nosotros estamos vigilados. Como venezolano estoy acostumbrado», añadió.

«No necesito estar de acuerdo, pensar como ella o tener que justificar todas las cosas que hace ella, o en este caso su marido, el personaje de René, que interpreta Edgar», expresó la española Penélope Cruz, quien interpreta a la esposa de González.

«Es una película que no escatima en contar la historia como sucedió. De hecho la muerte de los cuatro miembros de Hermanos al rescate está contada tal cual sucedió aún cuando la filmamos en Cuba», alegó Ramírez.

«Me llamaba la atención que todavía es difícil que la gente pueda estar tranquila a la hora de hablar y de expresar una opinión», reveló Cruz sobre acerca de la imagen que pudo ofrecerle la Isla comunista.

«Es increíble que esto esté pasando en los Estados Unidos, yo no he visto la película ni la pienso ver, pero el hecho de que la mayor parte de la película se haya grabado en Cuba, ya eso te da la idea de que es la historia mal contada de ellos», opinó Sheyla Zayas, opositora cubana.