Activista que protestó en Obispo y ahora está preso, tiene 40 de fiebre y una lesión en un pulmón/Imagen tomada de redes sociales

Se deteriora la salud del activista Yuisan Cancio Vera, en la Prisión Provincial de Pinar del Río, en donde se encuentra tras haber participado en la protesta pacífica de Obispo, el pasado 30 de abril, informa Diario de Cuba.

Según una fuente, el opositor tiene «40 de fiebre», y tras una placa «le encontraron una pequeña lesión en el pulmón».


Antes de llegar a la prisión de la occidental provincia de Pinar del Río, el activista estuvo por más de veinte días detenido en un calabozo en Arroyo Naranjo.

Cancio Vera está tomando antibióticos, pero se niega a comer, porque los alimentos están fatales, reveló a la fuente.

Familiares del disidente temen por su integridad física, aunque de acuerdo a la fuente, estaba firme y con buen ánimo.

Mientras activistas cubanos dentro y fuera de la Isla han seguido denunciando la arbitrariedad con estos jóvenes que se manifestaron de manera pacífica en Obispo, en solidaridad con el artista Luis Manuel Otero Alcántara, quien lleva más de 20 días preso en el Hospital Calixto García, sin saber a ciencia cierta a qué tipo de tratamiento está siendo sometido.


A través de una carta firmada por pastores evangélicos el pasado 21 de mayo, los religiosos exigieron al régimen la liberación de los detenidos en la protesta de Obispo, y asimismo la libertad de los más de 150 presos en cárceles cubanas por motivos políticos.

La misiva recuerda que «la Declaración Universal de los Derechos Humanos consagra la libertad de expresión y manifestación de la que se privó al grupo de convocados en Obispo».

Nancy Vera de 60 años de edad, y madre de Cancio Vera, estuvo entre los manifestantes junto a su hijo ese día, pero fue puesta en libertad tras pasar cinco días en un calabozo.