Tarjetas de Crédito. Foto: magico110 / Shutterstock.com

Condenados en el Estado de Virginia seis cubanos que tenían una red delictiva que estafó más de cinco millones de dólares en Estados Unidos, a través de fraudes bancarios y robo de identidad agravado, dio a conocer Diario de Cuba citando reporte del Departamento de Justicia.


Los cubanos residían en Florida y llegaron a copiar más de 9.800 tarjetas de crédito por el método conocido como skimming, su líder Yasmani Granja Quijada intercambiaba las tarjetas clonadas mediante correo electrónico.

El comunicado del Departamento de Justicia de EEUU, emitido el 5 de enero pasado, indica que de acuerdo a «documentos judiciales, los seis conspiradores colocaron dispositivos en las gasolineras ubicadas en el condado de Northampton, dentro del Distrito Este de Virginia».

«Los dispositivos de skimming eran capaces de registrar los números de tarjetas de crédito y débito, junto con sus PIN, de los clientes que usaban sus tarjetas en las gasolineras», añade la nota.

«Muchos de los conspiradores tenían importantes antecedentes penales relacionados con la misma conducta y se sabía que viajaban por el país perpetrando este esquema», precisa el comunicado.


El esquema fue reproducido por los acusado de abril a mayo de 2018, cuando visitaron los supermercados Harris Teeter para retirar dinero de las cuentas bancarias de las víctimas y comprar tarjetas de regalo.

Las autoridades estadounidenses confiscaron a la banda delictiva una gran diversidad de autos, algunos de alta gama, como una camioneta Ford F250 Super Cab 2017, una RV Cruise Radiance Travel Trailer 2016, un Ford Escape SUV 2017, un Maserati Ghibli 2017 y un Porsche Panamera 2013.

De igual modo el FBI incautó un bote y remolque Triton 2895CC 2006, y otros artículos adquiridos con fondos robados.

Otro miembro de la banda que se piensa reside en México, es buscado por las autoridades.

Las condenas van de dos a diez años de prisión, a continuación las identidades de los sujetos de nacionalidad cubana:

Yasmani Granja Quijada, de 33 años y residente en South Miami, Florida: 120 meses (10 años) de cárcel por conspiración para cometer fraude bancario y robo de identidad agravado.

Luis Miguel Fernández Cardente, de 29 años, residente de Miami: 64 meses (cinco años y tres meses) por conspiración para cometer fraude bancario y robo de identidad agravado.

Jorge Bello Fuentes, de 31 años, residente de Homestead, Florida: 60 meses (cinco años) por conspiración para cometer fraude bancario y robo de identidad agravado.

Guillermo Bello Fuentes, de 34 años, residente de Miami: 47 meses (tres años y 11 meses) por conspiración para cometer fraude bancario y robo de identidad agravado.

Pedro Emilio Durán, de 40 años, residente en Miami: 30 meses (dos años y medio) de cárcel por conspiración para cometer fraude bancario.

Yariel Monsibáez Ruiz, de 29 años, residente en Hialeah, Florida: 19 meses (un año y siete meses) por conspiración para cometer fraude bancario.