Para el boxeador cubano Yuriorkis Gamboa, surge otra oportunidad de lujo. Inesperadamente, el ex campeón se suma a su compatriota Sullivan Barrera en la cartelera que tendrá lugar en el Madison Square Garden, el próximo 25 de noviembre.

Gamboa (27-2, 17 KO) abrirá la porción televisada del programa de la cadena HBO contra Jason Sosa (20-2-4, 15 KO).

El cubano iba a tener una difícil pelea con el mexicano, Robinson Castellanos, pero el boxeador azteca sufrió una lesión.

Castellanos había sido el verdugo de Gamboa en su penúltimo combate, pero ahora Gamboa tiene una oportunidad de oro, tendrá chance de restablecer su figura en las 130 libras, luego de tres presentaciones donde no se le vio en su mejor forma.

La velada de Nueva York, se torna aún más interesante, ya que estará protagonizada por Sergey Kovalev y Vyacheslav Shabranskyy, y por supuesto contará con el combate de Barrera- va contra el dominicano Félix Varela- y ahora Gamboa.

Es necesario decir que ambos son de Guantánamo, y amigos de toda la vida.

En torno al encuentro Gamboa dijo: “Estoy muy ilusionado por esta gran oportunidad de pelear con Sosa como complemento de Kovalev-Shabranskyy”, además señaló, “una victoria sobre Sosa en HBO me puede catapultar nuevamente a la búsqueda de un título mundial. Soy un púgil con muchos aspectos y dimensiones, y eso es lo traeré a este combate”.

Tengamos la esperanza de ver la mejor versión del boxeo cubano con Gamboa en el Madison Square Garden.

Ya que últimamente no se le ha visto muy bien en peleas anteriores, aunque a ratos se advierte que aún permanecen destellos del gran campeón que fue, ahora tiene una gran oportunidad de demostrar de qué es capaz el cubano.

El ex campeón guantanamero reconoció: “Para mí última pelea [contra Reyes en México] no me preparé bien”, y aseveró esta vez se esforzará para llegar al 25 de este mes con una mejor preparación, acotando, “para poder finalizar la noche con mi mano levantada en señal de triunfo”.

(Con información de El Nuevo Herald)