Durante una entrega de perniles navideños subsidiados por el Estado venezolano en el oeste de Caracas, un miembro de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) mató este domingo de un disparo a una mujer embarazada.

El informe policial, señala que un grupo de personas estaba “a la espera de beneficios sociales otorgados por Gobierno”, en este caso se hace referencia al pernil, y se “tornaron violentos”, a causa de esto “una comisión de la Guardia del Pueblo se apersonó al lugar, a fin de solicitarles que se fueran a sus hogares”.

De acuerdo a la policía, en ese momento, “uno de los funcionarios castrenses, haciendo uso indebido de su arma de reglamento, efectuó disparos a la multitud, hiriendo a la víctima, quien es trasladada al hospital más cercano, donde ingresó sin signos vitales”.

Cientos de venezolanos han protestado en los días previos a que comenzara 2018, puesto que el régimen de Maduro incumplió la promesa de entregar a más de 6 millones de familias perniles tradicionales de Navidad a precio subsidiado.

El concejal Jesús Armas del municipio Libertador, donde se encuentran las parroquias Antímano y El Junquito, entre las que ocurrieron los hechos, confirmó el incidente, y dijo: “Había un operativo de venta de perniles allí, pero los perniles fueron insuficientes, entonces la gente empezó a protestar y el guardia nacional se puso muy nervioso, se desesperó y empezó a disparar. Le disparó a esta joven embarazada de 18 años en la cabeza y le disparó en el glúteo a un joven de 20 años”.

Armas obtuvo la información de los vecinos que fueron testigos de la tragedia, que tuvo lugar según la policía en el “kilómetro 1 de la Carretera Nueva Caracas-El Junquito frente al módulo móvil” de la GNB.

Identificada como Alexandra Colopoyn, la víctima de apenas 18 años de edad, estaba embarazada de 25 semanas.

(Con información de Cubanet)