Antonio Álvarez, un cubano residente en Miami, terminó arrestado por la policía después de que lo denunciaran por alquilar una casa que no era suya a una mujer embarazada.


Álvarez robó $3000 dólares a la mujer que vino de Texas y ahora se encuentra durmiendo en el auto según reveló America Teve.

Documentos judiciales señalan que el cubano le entregó a la embarazada las llaves de la supuesta casa que rentaba.

Pero cuando la víctima llegó a la propiedad, las llaves no funcionaron y el dueño real de la casa le abrió la puerta

Álvarez enfrenta varios cargos entre ellos, robo en mayor cuantía.