Un puesto callejero de comida rápida expone la crisis que experimentan los venezolanos a causa de un Gobierno corrupto, dirigido por Castro.

“En lo que se convirtió Venezuela, perro cubano sin salchicha, hamburguesa cubana sin carne. Default social”, expresa quien captó la imagen en un tuit.

El puesto en la ciudad de Caracas evidencia la escasez que sufre la nación suramericana, tras un largo período de crisis económica que se ceba en la población, y que parece nunca acabará, el chavismo además de convertir a Venezuela en el país con mayor inflación en el mundo; ha arruinado el aparato productivo del país caribeño, y coloca a Venezuela a depender de importaciones que controlaba como quería el Gobierno venezolano. El monto de la deuda impagada y los intereses crecen constantemente.

De la deuda es culpable Maduro, y su predecesor el fallecido Hugo Chávez, sin embargo el autócrata sigue culpando a Estados Unidos, diciendo que cese la persecución financiera de los bancos y organismos internacionales contra Venezuela.

Una dictadura sangrienta que no quiere abandonar el poder, el resultado: muertos, presos, injusticias, y la crisis con los alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad.

(Con información de Cubanet, El Nuevo País)