En Baraguá, Ciego de Ávila, la casa de un opositor cubano fue bombardeada con botellas de ácido en horas de la madrugada del viernes; Leonit Carbonell ofreció el testimonio a Radio Martí:

“Fueron explosiones muy grandes, se levantó la cuadra completa. Hubo personas despiertas, muy alarmadas a esa hora”, expresó Carbonell.

“Una nube de ácido entró a mi casa, fue en la pared de mi casa”, acotó.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El disidente y su esposa Maylén Maidique, quien es miembro de la organización opositora femenina Damas de Blanco, han sido detenidos en numerosas ocasiones, e interrogados por agentes de la Seguridad del Estado, pero en opinión de Carbonell están en presencia de un aumento de la represión.

“Ya empiezan a hacernos actos terroristas, porque eso no tiene otro nombre, un acto vandálico que no solo nos afecta a nosotros, ya te digo, asustó a toda la cuadra completa”, explicó el opositor.

El activista dijo que ni él, ni su esposa discriminan a las personas por su forma de pensar, y que no tienen enemigos en la cuadra donde residen.

“Eso viene a raíz de todo esto, que no aceptamos cambiar nuestro camino, ninguna condición que nos está poniendo la Seguridad del Estado y al no aceptar pues ellos utilizan a colaboradores, a gente que tienen para esto, para hacer este tipo de actos”, aseguró Carbonell.

También contó a Martí Noticias, que con anterioridad su casa fue apedreada por desconocidos, y que las piedras rozaron el lugar donde duerme su hijo pequeño.