Medios deportivos oficiales en Cuba, informaron que las autoridades del deporte cubano incorporaron a su Salón de la Fama en la ciudad de Matanzas a 13 figuras sobresalientes del béisbol en la Isla, tres de ellos jugadores de antes del triunfo de la revolución en 1959, citó Efe.

Tres peloteros que jugaron en clubes profesionales antes de que fuera abolida la práctica del deporte profesional en Cuba, a principios de los años 60, fueron elegidos por un comité de expertos, que seleccionó a Rogelio “Limonar” Martínez; Sandalio “Potrerillo” Consuegra, y Roberto “Tarzán” Estalella.

El segunda base Félix Isasi, los hermanos Wilfredo y Fernando Sánchez, y José “Pepito” Estrada (jardineros), el pitcher Jorge Luis “Tati” Valdés y el jonronero Lázaro Junco, uno de los más destacados sluggers de la pelota cubana, figuran en la lista.

Por primera vez, fueron honrados un árbitro antillano, Raúl Atán, así como Gerardo “Sile” Junco Massip, director de equipo, y Reynaldo González Villalonga, periodista, además del historiador Alfredo Santana.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Dagoberto “Bert” Campanería, que jugó en las Grandes Ligas de EEUU en varias posiciones, y fue exaltado al Salón del béisbol latino en República Dominicana en 2014, además de Basilio “el Brujo” Rosell, que formó parte de la Sala de México a finales de la década del 70, y el árbitro Armando Rodríguez, que ingresó en 1992 a la galería mexicana, fueron enaltecidos en esta ocasión.

El 4 de febrero de 2016 abrió sus puertas el Salón de la Fama del Béisbol con sede en Matanzas, en el icónico estadio Palmar de Junco, donde se celebró en 1874 el primer juego de pelota en la Mayor de las Antillas, este Salón es el único de su tipo en Cuba.

(Con información de Diario de Cuba)