Uno de los asesores de Trump, Peter Navarro profesor de la Universidad de California-Irvine, que ha criticado duramente las políticas económicas y militares de China en libros y videos, encabezará el nuevo Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca.

Según el equipo de transición del futuro presidente, el nuevo consejo: “demuestra la determinación del presidente electo para devolver la grandeza a la manufactura estadounidense”.

El próximo inquilino de la Casa Blanca ha manifestado que gravará las importaciones chinas y que China es un “manipulador de moneda” porque según él baja el valor del yuan, para que los exportadores chinos obtengan ventaja.

Donald Trump expresó, que no siente la obligación y no está comprometido con la antigua política de “una sola China”, a través de la cual EE.UU considera a Beijing como el gobierno de China, reconociendo además el litigio territorial por Taiwán.