El Gobierno cubano ha ordenado reestructurar el cuartel general de la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional (CDSN), un organismo de control subordinado al poder central; esto sucede a menos de 40 días de la reunión parlamentaria que pondría fin al mandato de Raúl Castro.

Dentro de las versiones extra oficiales figura que la decisión responde a un reajuste para borrar las huellas de un posible encubrimiento a todo lo concerniente a los presuntos ataques acústicos experimentados por diplomáticos estadounidenses y canadienses en La Habana.

El hecho de que los estadounidenses probaran que los ataques no son producto del estrés como ya se sospechaba, ubica aún más en el punto de mira al Gobierno cubano como presunto responsable de los perjuicios a la salud que sufrieron los funcionarios norteamericanos, razón por la que se desató una crisis diplomática entre Washington y La Habana, que ha dejado la Embajada de Estados Unidos en Cuba con un personal reducido para operar, la sección consular de EEUU en la capital de la Isla, permanece abierta solo para emergencias.

Otras versiones apuntan a que el general Raúl Castro ordenó modificar la Comisión, porque prefiere un grupo más pequeño y centrado en darle protección, luego de la sucesión de poder prevista para abril.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Desde hace varios días se han estado sacando archivos, muebles, armas y computadoras de la sede de la entidad, que hasta hace dos semanas atrás tenía su sede principal en la calle 36 entre 39 y Avenida Kohly, en el habanero reparto de Nuevo Vedado, dijeron fuentes cercanas al grupo, que encabeza el Coronel Alejandro Castro Espín.

Una fuente que solicitó anonimato expresó: “ha sido un proceso que con excesiva prudencia y en horas de la noche, cuando el tránsito es escaso o casi nulo”.

La CDSN es un grupo “paraestatal” con poder ilimitado que funciona, sin ordenamiento jurídico alguno, como un gobierno paralelo y tiene, entre otras funciones:

• Dirigir, planificar e inspeccionar los servicios de los Ministerios y los cuerpos de la Seguridad del Estado.

• Crear, conformar y asignar órganos de asesoría y coordinación para que los diferentes Ministerios cumplan su misión.

• Ser partícipes en las regulaciones, acoplamiento y control de todas las entidades vinculadas a los organismos centrales de la administración del Estado.

• Acometer y supervisar, bajo su responsabilidad, las funciones que Raúl Castro encomienda.

El Coronel Alejandro Castro Espín ha errado muchas veces al frente de la Comisión, alegan algunos oficiales, sin embargo las fuentes consultadas por Martí Noticias, testimoniaron que a Castro Espín no se le ha sancionado, ni se le ha hecho dimitir, como circuló en la red de redes.

Otra medida tomada de manera simultánea por Castro es que se han desalojado a ciertas familias residentes en hogares colindantes al llamado Punto Cero.

La ex pareja y uno de los hijos del difunto Comandante Juan Almeida Bosque, fueron despachados de su casa la semana pasada, bajo un fuerte operativo con policías y vehículos de transporte de la dirección de Seguridad Personal del Ministerio del Interior.

Un ex alto oficial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias confesó: “todo lo que se mueve en este país se hace en función del traspaso de mando previsto para el próximo 19 de abril. Cualquier decisión de esta categoría adquiere niveles casi dramáticos y tiene vínculos precisos con ese evento”.

Algunos individuos del selecto organismo se han acercado a los probables sucesores, los que han dejado de ser confiables para la nomenclatura histórica saliente, explica el reportero Juan Juan Almeida de Martí Noticias.

Un ex militar aseguró: “la llegada del sucesor, sea quien sea, no solo provocará la remoción de muchos directivos establecidos, sino también traerá la aparición de un nuevo equipo de gobierno al que todos quieren pertenecer”.

(Con información de Martí Noticias)