Encabezados por el senador cubanoamericano Marco Rubio, un panel de legisladores y expertos participaron en la audiencia de un Subcomité de Seguridad Nacional titulada “El acercamiento de Obama con el régimen de Castro: anatomía de una política fallida”, tuvo lugar este martes en el Miami-Dade College, para hacer un balance crítico del deshielo entre Washington y La Habana.

La audiencia estuvo de acuerdo en concluir que la política de acercamiento impulsada por la Administración Obama con Cuba puso en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos, sin lograr un proceso de democratización en la Mayor de las Antillas.

Rubio intervino para decir que el deshielo puso al gobierno de Raúl Castro en una posición privilegiada, promoviendo el comercio con la cúpula militar cubana.

“No nos conviene tener un gobierno ruso y dictatorial a 90 millas de la costa de EEUU”, alegó el cubanoamericano, y acotó que “el gobierno de Obama no hizo nada por la democracia en Cuba”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El ex presidente Barack Obama fue “inconsistente en política”, dijo el congresista también de origen cubano, Mario Diaz-Balart, ya que según él, ofreció un acercamiento basado en “concesiones unilaterales” por parte de Estados Unidos.

La congresista Ilena Ros Lehtinen, por su parte subrayó que “lo que ha hecho el presidente Obama con su política errada es dar más energía y fuerza a Nicolás Maduro y otros regímenes dictatoriales en el mundo”.

Los republicanos Ron DeSantis y Ted Yoho, también estuvieron en el panel.

Otto Reich, ex embajador de Estados Unidos en Venezuela, estuvo de acuerdo con los políticos de origen cubano, y admitió que la política del predecesor de Donald Trump fracasó, pues trajo más opresión para el pueblo cubano. Alegando que el principal beneficiado del acercamiento con EEUU, fue el complejo militar cubano, dirigido por Alejandro Castro Espín.

Ana Quintana, analista política de la Heritage Foundation, opinó que el régimen cubano interpretó las concesiones de Obama como “una victoria completa”. Y señaló que otro error del ex mandatario, fue “no exigir a Cuba cesar su ocupación de Venezuela”.

Miles de opositores fueron arrestados y hostigados por el castrismo durante 2016 y 2017, recordó Quintana sobre las violaciones del Gobierno cubano a los derechos humanos.

Como conclusión el republicano DeSantis, dijo que a medida que se acerque la transferencia de poder en la Isla, Estados Unidos debe estar al lado del pueblo cubano.

(Con información de Martí Noticias)