En conferencia de prensa, Heather Nauert portavoz de la cancillería estadounidense sugirió tomar con escepticismo una versión de NBC que aseguraba que Washington sospecha que Rusia podría ser responsable por los ataques contra la salud de los diplomáticos estadounidenses que tuvieron lugar en La Habana y en China, reporta Martí Noticias.

Interrogada acerca de si había aparecido alguna evidencia nueva, para sospechar del Kremlin, la portavoz del Departamento de Estado comentó:

“Gracias por hacer esa pregunta. Hemos visto una especie de andanada de informaciones que, citando a algunos funcionarios no identificados del gobierno de los EEUU, atribuyen la culpa al Gobierno ruso. Les advertiría a todos que sean muy escépticos con respecto a las declaraciones de esos funcionarios en este momento”, detalló.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Como deben saber, continúa la investigación en torno a lo que ha causado lo que tenemos, lo que hemos llamado ataques contra la salud de empleados del Departamento de Estado que han estado trabajando en Cuba. No hay una causa conocida, ni ningún individuo o grupo conocido que se considere responsable en este momento. Seguimos investigando. Nuestra posición no ha cambiado. La investigación sigue su curso. No hemos atribuido ninguna culpa y seguimos investigando esto, así que quiero ser muy clara al respecto”, añadió.

A lo que sí Heather Nauert respondió afirmativamente fue a la pregunta de si todavía EEUU considera que las afectaciones sufridas por 26 de sus funcionarios en la capital cubana y Guangzhou, China son consecuencia de ataques.

El martes la división de noticias de la cadena NBC informó que funcionarios del FBI, CIA y otras agencias investigan los misteriosos ataques “acústicos” contra diplomáticos en Cuba y China, y apuntan al gobierno de Rusia como el principal responsable.

Por su parte, el jefe para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío negó en Twitter la posibilidad de que Moscú esté detrás de los supuestos ataques a los funcionarios norteamericanos en La Habana.

(Con información de Martí Noticias)