Henry de Jesus López Londono

Un jurado en Miami encontró a Henry de Jesus López Londono, de 47 años, culpable de conspirar para distribuir más de 5 kilogramos de cocaína con el conocimiento de que sería importada ilegalmente a los Estados Unidos.

López Londono recibió orden de estar en libertad supervisada durante cinco años después de su liberación.

Según un comunicado de prensa del Drug Enforcement Administration, la evidencia presentada en el juicio de seis semanas, así como el testimonio de múltiples co-conspiradores, demostraron que López Londono, también conocido como “Mi Sangre”, era un líder de los Urabenos de Colombia, uno de los carteles de drogas más grandes y peligrosos del mundo.

Las autoridades dijeron que López Londono ayudó a distribuir más de 60,000 kilogramos de cocaína desde Colombia a América Central, México y los Estados Unidos.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Las autoridades dijeron que el líder de la pandilla intentó cooperar con la policía en un punto, pero se convirtió en blanco de una investigación luego de que lo descubrieran mintiendo, continuara distribuyendo drogas y “cometiendo actos de violencia”.

El enjuiciamiento de López Londoño fue parte de la Operación Golden Eagle del Grupo de Trabajo Antidrogas Organizado, una asociación entre las agencias federales, estatales y locales de aplicación de la ley.

La investigación fue realizada por DEA Miami Field Division, DEA Bogotá Country Office, DEA Buenos Aires Country Office, los gobiernos de Colombia y Argentina, la División Criminal de Asuntos Internacionales, la Oficina del Agregado Judicial en Colombia y el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

El caso fue procesado por la Oficina del Fiscal de EE. UU. para el Distrito Sur de Florida.