Fraude al Medicare. Foto: Vladimir Gudvin / Shutterstock.com

Un grupo de residentes de Miami por el delito de fraude al Medicare, fueron sentenciados por un juez federal hasta 10 años de cárcel, la cifra del desfalco ascendió a 17 millones de dólares, según nota del Departamento de Justicia de Estados Unidos.


Los involucrados en el fraude fueron acusados por reclamar falsos servicios a los pacientes o por medicamentos no necesarios.

Life Blue Medical Center, Corp., Blue Life Medical Center, LLC y Miami Medical Therapy, son los centros clínicos involucrados en el fraude.

El fraude que alcanzó una cifra de 17 millones al programa de beneficios de salud de Blue Cross Blue Shield (BCBS), se realizó fundamentalmente por reclamaciones falsas de servicios de estimulación eléctrica, terapia de ultrasonido, ejercicio terapéutico y otros procedimientos de fisioterapia innecesarios o que nunca se proporcionaron, detalló el comunicado de Oficina del Fiscal de Estados Unidos.

«Los conspiradores gastaron el dinero que recibieron de BCBS en artículos personales y para promover el fraude», según fuentes oficiales.

Fueron 10 personas las involucradas en el delito, que se declararon culpables por el cargo de cometer fraude en la atención médica. El juez dictaminó que:


  • Jorge González Pérez, de 57 años y propietario de las clínicas Life Blue y Blue Life, fue sentenciado a 120 meses de prisión, seguido de tres años de libertad supervisada y se le ordenó pagar $4,143,892.16 en restitución;
  • Orlando Leiva, de 66 años y médico de Life Blue y Miami Medical, fue sentenciado a 57 meses de prisión, seguido de tres años de libertad supervisada, y se le ordenó pagar $2,867,770.57 en restitución;
  • David Vladimir Sacerio, de 30 años y copropietario de Miami Medical, fue sentenciado a 51 meses de prisión, seguido de tres años de libertad supervisada y se le ordenó pagar $686,086.33 en restitución;
  • Kiamy Pérez, de 36 años, copropietaria de Miami Medical, fue sentenciada a 34 meses de prisión, seguida de tres años de libertad supervisada y se le ordenó pagar $686,086.33 en restitución;
  • Enry Guzman, de 43 años y reclutador de pacientes, fue sentenciado a 33 meses de prisión, seguido de tres años de libertad supervisada, y se le ordenó pagar $228,075.73 en restitución;
  • Kyrenia Maquiera Rodríguez, de 40 años y asistente de fisioterapia, fue sentenciada a 30 meses de prisión, seguida de tres años de libertad supervisada, tres años de libertad supervisada y se le ordenó pagar $686,086.33 en restitución;
  • Freymil Lozada, de 34 años y reclutador de pacientes, fue sentenciado a 27 meses de prisión, seguido de tres años de libertad supervisada, y se le ordenó pagar $184,393.52 en restitución; y
  • Haniel Rodríguez, de 45 años y reclutador de pacientes, fue sentenciado a 24 meses de prisión, seguido de tres años de libertad supervisada y se le ordenó pagar $198,540.57 en restitución.

Los otros dos acusados:

Brian Mclntosh, de 53 años, reclutador de pacientes, debe pagar una restitución de $119,174.66 dólares; Melissa Cruz, de 21 años, empleada de la oficina de Miami Medical, debe restituir la cifra de $686,086.33.

Este año en el mes de abril el gobierno de los Estados Unidos anunció un programa nacional contra el fraude en la atención sanitaria durante la pandemia del coronavirus, al evaluar que en los últimos meses se pudieron defraudar más de 149 millones de dólares.

Kenneth A. Polite, Jr., Fiscal General Adjunto de la División Criminal del departamento de Justicia, resaltó:

“Usaremos todas las herramientas disponibles para responsabilizar a los profesionales médicos, ejecutivos corporativos y otros que han puesto la codicia por encima de la atención durante una emergencia de salud pública sin precedentes”