El año que recién está por acabar ha sido uno de los más negros para varias familias en Cuba que han perdido a seres queridos por el mal estado de las carreteras en Cuba, un fenómeno que el Gobierno parece pasar por alto.

De acuerdo con Diario de Cuba, en la reunión de la Asamblea Nacional del Poder Popular que se realizó en julio, los diputados coincidieron en que “las principales causas de los siniestros de tránsito están relacionadas con la falta de atención del conductor, el incumplimiento del derecho de vía y el exceso de velocidad”.

Por su parte, un inspector del Ministerio del Transporte aseguró que el 62% de los accidentes, el 52% de las muertes y el 55% de los lesionados sucedieron por esas causas, descartando la opción de que el 76% de las carreteras en el país están en muy mal estado.

Asimismo, la Dirección Nacional de Tránsito indicó que en los últimos cinco años habían ocurrido 56.605 accidentes que habían dejado 3.696 fallecidos y 42.171 lesionados, y que estos incidentes estaban relacionados con “la escasa percepción de riesgo por parte de la población; la existencia de un parque vehicular envejecido, con limitaciones técnicas y de seguridad; ‘deficiencias’ en el estado de la infraestructura vial y de la señalización, entre otros”.