La compañía norteamericana de envíos de dinero, Western Union, se está planteando la suspensión de envíos de remesas a Cuba desde cualquier país que no se Estados Unidos.


Una vocera de la compañía confirmó la información al Miami Herald este miércoles.

“Debido a los desafíos únicos de operar servicios de remesas de países fuera de los Estados Unidos a Cuba, Western Union puede perder su capacidad de operar servicios de transferencia de dinero a Cuba”, dijo la vocera al Herald.

Los cambios podrían tomar efecto tan pronto como el próximo 26 de febrero.

El periodista Ignacio Luis González de En Caliente Prensa Libre compartió en la tarde del miércoles capturas de pantalla de envíos de remesas a Cuba desde algunos países que mostraban una advertencia con la posible suspensión de los servicios a finales de febrero.


Foto Ignacio González

Emilio Morales de The Havana Consulting Group dijo al Herald que a pesar de que las remesas de otros países solo constituyen el 10% del total de envíos, no dejará de ser un golpe duro para la dictadura.

“Las remesas a Cuba constituyen hoy la fuente fundamental de divisas del país. La reducción sistemática de los subsidios venezolanos y el fin de varias misiones médicas en el extranjero han reducido significativamente las entradas de divisas por lo que Cuba se encuentra en una crisis de liquidez”, explicó vía telefónica.

“Esta es una señal de que pueden venir medidas más severas con las remesas, las recargas telefónicas de Etecsa y otras entradas de divisas a Cuba”, agregó.