Vice presidente Mike Pence y su esposa Karen Pence

Con un mitin en la ciudad de Orlando, Florida, el vicepresidente estadounidense Mike Pence, intentó ayer sábado 11 de octubre, conquistar el voto hispano, desde la Central Christian University, ante una audiencia de 400 personas al aire libre, informa Efe.


En el acto organizado por el grupo Latinos for Trump, Pence recordó el apoyo de la Administración actual a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, también puso de manifiesto el compromiso del republicano con la comunidad hispana, especialmente con cubanos y venezolanos exiliados.

«En esta Casa Blanca, siempre será ¡Viva Cuba Libre!», expresó Pence, quien resaltó la tasa de desempleo entre los hispanos era la más baja en los últimos años hasta que llegó la pandemia de Covid-19.

El republicano también hizo mención a las políticas de Trump para revertir la apertura del expresidente Barack Obama para con Cuba.

Pence reiteró que el presidente Trump y la primera dama Melania se encontraban bien, también quiso recordar a «todos aquellos que han sido afectados por el coronavirus», y las «familias que han sufrido pérdidas». Agradeciendo también «a los doctores, enfermeros» que han estado luchando en primera línea contra esta pandemia.


De acuerdo a los últimos sondeos «el camino a la victoria pasa por Florida». Por lo que tras el acto, Pence visitó The Villages, una comunidad al norte de Orlando, en donde viven en su mayoría personas de más de 65 años, sitio en el que durante las últimas semanas, el presidente Trump ha perdido terreno.