Violento acto de repudio contra la sede de la UNPACU, lanzaron piedras contra José Daniel Ferrer, su esposa y los activistas/Imagen tomada de redes sociales

Violento acto de repudio ayer sábado en horas de la noche contra la sede de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), en el reparto Altamira, Santiago de Cuba, donde desde hace más de 15 días hay activistas plantados en huelga de hambre exigiendo al régimen el cese de la represión. Pero además está la doctora y madre Nelva Ismaray Ortega Tamayo y su pequeño hijo.

Ana Belkis Ferrer, la hermana del líder opositor José Daniel Ferrer, uno de los huelguistas, hizo la denuncia en redes sociales.


«En estos momentos terrorífico acto de repudio contra los activistas UNPACU en huelga de hambre en la sede principal en Reparto Altamira, Santiago de Cuba. 15 días en huelga de hambre, Nelva Ortega y José Daniel Ferrer García apedreados. 20 días de cerco genocida, incomunicados y amenazados», escribió la activista.

Soy Ana Belkis. En estos momentos terrorifico acto de repudio contra los activistas UNPACU en huelga de hambre en la…

Publicada por José Daniel García Ferrer en Sábado, 3 de abril de 2021

Con una canción de Buena Fe cual si fuera una fiesta y la bandera cubana, los enviados del régimen bailaban y gritaban lanzando piedras hacia la casa de José Daniel, llamando mercenarios a esos hombres débiles que están poniendo en riesgo lo más valioso, su propia vida, en protesta para que se levante el cerco policial, y les permitan dar alimento y medicinas a los más necesitados de esa localidad.

«La miseria moral de un país convertido en horda. La policía no deja pasar a los vecinos a sus casas, ni a las personas que van a buscar comida o a ofrecer ayuda, pero deja entrar y aúpa a estos agresores», escribió el periodista José Raúl Gallego.


«¿Qué sentirá Israel Rojas, defensor de puentes de amor, al ver su música utilizada como banda sonora de actos de repudio contra personas con las capacidades físicas disminuidas por encontrarse en huelga de hambre? ¿Le gustará como se acoplan con la percusión el sonido de las piedras contra una casa donde hay mujeres y un niño pequeño?», cuestiona.

José Daniel fue apedreado en el pecho y en un brazo, su esposa Nelva en la espalda, mientras el niño pequeño gritaba, sin nadie que pudiera auxiliarlos.

Como si no bastara, ahora montan un acto de repudio en la sede de la UNPACU y los apedrean. Esta gente son peores que las bestias

Publicada por José Raúl Gallego en Sábado, 3 de abril de 2021