Los hermanos Mesa, Víctor Víctor Mesa y Víctor Mesa Jr, han sido contratados oficialmente por Los Marlins, por lo que formarán parte de las Grandes Ligas de Béisbol, de acuerdo a anuncio de los mismos prospectos cubanos.

En entrevista con El Nuevo Herald, a propósito de la buena nueva, el mayor de los hermanos de 22 años habló, y confesó sentirse muy «contento», «es un día muy especial para nuestra familia y se cumple la primera etapa de un gran sueño que es el de jugar Grandes Ligas. Había que firmar y ya lo hemos hecho», comentó Víctor Víctor Mesa.

Sobre la presencia de su padre, el gran ícono de la pelota cubana, el joven expresó: «ahora mismo mis padres son las personas más felices del mundo y sé lo contento que están por nosotros. Esperamos dar lo mejor de nosotros en el terreno para que ellos se sigan sintiendo muy contentos».

El muchacho que piensa escribir su propia historia en la MLB con letras de oro, contó que los hermanos Gurriel han sido una fuente de inspiración para ellos.


«A Yuli todos lo conocen, es un pelotero hecho y llegó directo, pero ya Yunito está increíblemente jugando en Grandes Ligas y tuvo una buena temporada. Súper contento con ellos. No me gusta comparar, pero somos algo parecidos. Queremos hacer algo similar a ellos», adelantó.

Acerca de sus planes inmediatos y a futuro, Mesa declaró: «lo primero es creérselo. Ya estamos aquí ya. Ahora hay que procesarlo, porque pronto uno puede estar en un terreno de Grandes Ligas y con jugadores que hace unos meses veías por televisión. Voy a dar lo mejor de mí y el equipo será el encargado de subirme».

Víctor Mesa como orgulloso padre augura que sus hijos serán mejores que él, el periodista Jorge Ebro interrogó a Víctor Víctor sobre la presión que puede sentir, a causa de tan altas expectativas.

«No pienso en eso y estoy totalmente en contra de las comparaciones. Fue otro béisbol, y no me gusta comparar una persona con otra, y menos padre e hijo. Tampoco me gustan las comparaciones con mi hermano. Quiero jugar mi béisbol y que me conozcan por mí», opina.

Ebro preguntó al joven pelotero, si estaba enterado de que la comunidad cubana ansiaba tener nuevamente una figura cubana en Los Marlins de Miami, a lo que Mesa contestó:

«Sí, desde [José] Fernández están pidiendo un pelotero cubano. Hay que tener calidad para jugar aquí, no solo es ser cubano. Entonces esperamos dar lo mejor de nosotros para hacer un buen papel».

El prospecto cubano reveló que a su padre no lo vio jugar, «solo vi sus videos. Jugaba con mucha chispa al béisbol y tengo que reírme cada vez que los veo. Nunca tuve un gran ídolo, pero hay muchos jardineros centrales de calidad, Kevin Pillar, Jackie Bradley Jr., Mike Trout. Tengo mi propio estilo en el center field», confiesa.

El mayor de los hermanos Mesa relata que no imaginaba firmar con su hermano en el mismo equipo.

«Cuando recibimos la noticia nos pusimos muy contentos, porque quizá en unos años estaremos jugando juntos en el mismo equipo, algo que nunca antes hemos hecho, ni en Cuba. Eso no depende de nosotros, pero quizá en unos tres años podamos hacerlo», piensa.

Víctor Víctor alega que fue muy importante sentir el cariño de la gente, de los fanáticos americanos, pero envía un mensaje a la comunidad latina, y a la cubana en especial:

«Les pedimos a los latinos que también se sumen, porque a veces entre los mismos cubanos nos estamos tirando. Eso es algo que no veo bien. Los cubanos deberíamos apoyarnos y no estarnos criticando», concluyó.