Vicepresidente cubano hace un llamado a buscar las «causas reales» del éxodo de médicos y enfermeras (Imagen tomada de Vanguardia)

Con el objetivo de evaluar el estado en que se encuentra el Hospital Docente Clínico Quirúrgico Arnaldo Milián Castro, el de mayores prestaciones en la provincia de Villa Clara, el ex ministro de Salud Pública y vicepresidente cubano Roberto Morales Ojeda visitó el centro sanitario esta semana, informa CubaNet.


El ex titular aprovechó el recorrido para reunirse con la directiva del hospital y de Salud de la provincia y analizar las principales problemáticas que deprimen la atención, entre otras cuestiones, reporta Vanguardia.

Morales Ojeda recibió de primera mano los problemas acerca de la red hidrosanitaria de la instalación, que han generado quejas reiteradas por parte de los villaclareños.

El Arnaldo Milián Castro, como otros muchos hospitales cubanos tiene serios problemas con el insuficiente personal capacitado, a causa del gran número de profesionales de la salud que ha abandonado Cuba.

Otro problema que reportaron al funcionario, es el de las fluctuaciones en la plantilla de Enfermería, con un déficit actual de más de 130 profesionales.


El vicepresidente cubano hizo un llamado a buscar alternativas para paliar esta última problemática señalada.

«Hay que buscar las causas reales del problema del éxodo de médicos y enfermeras: eso lleva un análisis en profundidad que involucre a todos los factores, desde el Ministerio hasta la estructura interna», subrayó Morales Ojeda, que se hizo popular esta semana en las redes por su tajante respuesta a una doctora que lleva años reclamando se haga justicia al respecto de la negligencia médica que acabó con la vida de su hija en ese hospital precisamente.

«La cobertura médica se ha ido estabilizando en todo el país, y está institución no puede ser la excepción», añadió el ex ministro.

Como todas las áreas en la Isla comunista, la Salud Pública no está ajena al momento crítico que vive el país, la atención en los hospitales es pésima, imágenes en las redes sociales, así como quejas de los pacientes, son prueba fehaciente de ello, así como también la escasez de medicamentos que afecta a pacientes cardiópatas, o con enfermedades psiquiátricas principalmente.