Viceministro de Cultura cubano, Fernando Rojas usa Twitter para simular un diálogo político 

En intentos por acallar a la opinión pública internacional, el viceministro de Cultura cubano, Fernando Rojas ha publicado con asiduidad en la red social Twitter, y también sostuvo un intercambio con un joven emprendedor cubano, Camilo Condis, que instó a los funcionarios a dialogar, sobre la entrada en vigor del polémico Decreto Ley 349, que afecta al arte independiente en la Isla.  

«Según apreciaciones más optimistas y sin confirmar plenamente 250 artistas tienen críticas al decreto. En la música hay 19 mil contratados, en el teatro y la danza 6000, en las artes visuales 12 mil y muchos más en otras áreas. De los 250 nos hemos reunido con más de la mitad», tuiteó Rojas. 

«Todos los  oficialistas que repiten lo que se manda desde el ministerio y el departamento ideológico del PCC, deberían darle un espacio a los que no creen lo mismo que ustedes y que son destacados artistas e intelectuales, pluralidad que solo se consigue en espacios fuera del dominio estatal», contestó una organización anticastrista en la red social. 

Por otra parte en la misma red social, Condis, el joven empresario cubano hizo un llamado al funcionario, para que se reuniera con los artistas que nunca podrán ganar premios y becas en Cuba, los «anónimos» que no han sido citados a reuniones para debatir el Decreto, en referencia a los que pintan en las aceras, los artistas callejeros, que no tienen respaldo institucional, pero logran vivir de su arte. 

De acuerdo a Local 10 News, el intercambio entre Rojas y Condis duró horas. 

«Simplemente les pedí que lo leyeran y realmente me sorprendió que Fernando Rojas respondiera», expresó el joven cubano. 

«Esta, para mí, fue la primera oportunidad de dialogar con un funcionario del gobierno cubano. Si esto sucede a menudo, ciertamente cambiará la forma en que se hace política aquí», añadió Condis en referencia a Cuba. 

Pero admitió sentirse confundido acerca de las inconsistencias en esta nueva política de participación, el emprendedor señaló que el ex ministro de Cultura cubano Abel Prieto lo había bloqueado en Twitter, así como también lo bloqueó Carlos Fernández de Cossío, quien encabeza la Sección de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, seguramente por preguntas incómodas. 

Aunque cabe preguntarse si no es ingenuo pensar que el régimen cubano se abrirá realmente al diálogo político, a través de una plataforma que para muchos cubanos dentro de la Isla ni existe; ya que pese a la comercialización de planes de datos móviles  por parte del monopolio estatal de telecomunicaciones (ETECSA) para que los cubanos tengan internet en sus celulares, los nacionales siguen enfrentando grandes dificultades para acceder libremente a la red de redes, ya sea por la velocidad, la censura o por el alto costo del servicio.